Social Cycles Goff

Síguenos en RRSS

8 sencillos pasos para poner a punto tu bicicleta antes de cada salida

Las bicicletas se desajustan y necesitan un mantenimiento continuo ya que, de lo contrario, se deteriorarán mucho más rápido y podremos tener problemas inesperados con ellas.

A veces pasa mucho tiempo sin haber ajustado sus tuercas y tornillos o sin haber prestado la atención necesaria a sus revisiones y ajustes básicos… Cuestiones como la falta de tiempo, la pereza o el desconocimiento, te pueden llevar a no realizar estos sencillos pasos que os vamos a contar a continuación. La verdad es que no te llevará mucho tiempo y desde Cycles Goff te aseguramos que si los llevas a cabo cada vez que vayas a hacer una salida con tu bici, te estarás ahorrando muchos problemas, dinero y sobre todo, en muchos casos, evitarás accidentes inesperados cuando salgas con tu bici.

1.- COMPROBAR LOS CIERRES DE LAS RUEDAS

Parece algo muy obvio, pero precisamente son estos pequeños detalles los que, si pasamos por alto su revisión, pueden ocasionar una caída grave. Comprueba que los cierres estén bien apretados para que no se pueda salir una rueda en ruta.

2.- ajuste del sillín

Todos sabemos que no hay nada más incómodo que un sillín mal ajustado. Un sillín que se mueve, que se baja durante la salida o que no está bien regulado a nuestra altura, es muy molesto. Por eso sólo nos llevará unos minutos comprobar su ajuste y realmente merecerá la pena.

Sujeta el asiento y muévelo de un lado a otro para verificar su ajuste. En el caso en el que el sillín se mueva o que incluso la barra de la tija cede en su posición, tendrás que apretar la abrazadera hasta que los movimientos desaparezcan.

3.- COMPROBACIÓN DE LOS FRENOS

Este es un paso de vital importancia. Comprobar el estado de las manetas de freno antes de salir, que tengan un buen tacto y que funcionen, puede evitarnos muchos sustos.

Una rápida comprobación sería, separar la llanta de la superficie y sin apretar el freno, poner a dar vueltas a la rueda para comprobar si gira fácilmente sin necesidad de golpear las gomas.

4.- COMPROBAR EL ESTADO DE LAS RUEDAS

Siempre hay que comprobar que no haya ningún pinchazo y que las cubiertas tienen la presión necesaria. Si la bicicleta ha estado algún tiempo parada, con mucha más razón.

Este paso es muy importante, a cada salida deberemos revisar que el valor que nos da el manómetro coincide con la presión que especifica el fabricante en el lateral de la cubierta. Si no coincide indicará que esa rueda ha perdido aire y por lo tanto que es necesario inflar de nuevo el neumático hasta conseguir la presión adecuada.

5.- AJUSTE DE LA POSICIÓN DEL MANILLAR

Antes de salir con nuestra bici también tendremos que revisar la dirección a conciencia. Este paso es muy importante ya que nos permitirá tener un buen control sobre todo en terreros con mayor dificultad.

Es un paso muy parecido al del sillín; deberemos sujetar los dos extremos del manillar y moverlos hacia un lado y el otro para comprobar que la potencia y el manubrio están correctamente acoplados y ajustados. Si levantamos un poco la rueda y dejamos caer la bici sin que emita ningún sonido raro estará todo bien. Si por el contrario observamos algún sonido brusco puede que salga de la potencia.

Esta parte del sistema de dirección une el manubrio con el marco y el tenedor, por tanto, si notas algo extraño querrá decir que hay algún desajuste que habrá que revisar.

6.- REVISAR LOS PEDALES Y BIELAS

Al pedalear no deberemos notar ningún sonido extraño. En este punto pondremos a girar los pedales con la mano durante varios segundos comprobando que no están obstaculizados y no hacen ruidos raros. Del mismo modo, trataremos de llevarlos hacia el exterior y el interior asegurándonos que todos los movimientos son libres y no hay sonidos extraños.

Por último, cogeremos las bielas y las giraremos en el sentido opuesto a las agujas del reloj. Si notamos crujidos puede ser porque a la cadena le falte lubricación y que los cambios necesiten de una revisión más detallada.

7.- COMPROBAR QUE LA CADENA ESTÁ OK

Sobre todo, si hemos sufrido alguna caída anterior pero también en general, deberemos comprobar que la cadena no esté doblada, que esté recta y lo suficientemente engrasada y lubricada antes de salir.

8.- CERCIÓRATE DE LLEVAR TODO LO NECESARIO

Cada vez que salimos con nuestra bicicleta tenemos que llevar con nosotros ciertas cosas básicas que harán que no nos llevemos ningún sobresalto. Cosas básicas y poco voluminosas que disminuirán la probabilidad de sufrir algún percance o problema./p>

En este sentido y después de seguir los pasos anteriores para tener nuestra bici a punto para salir, es recomendable llevar con nosotros siempre la hidratación y comida necesarias para la ruta: agua, isotónicos, barritas, frutos secos… También es muy importante llevar algún tipo de herramienta multifunción de bolsillo para reparar sencillas averías en ruta y en según qué casos, también será recomendable llevar un GPS. Por último y si sobre todo se trata de salidas en verano, llevar siempre protección solar y gafas de sol.

Ahora sí, desde Cycles Goff os deseamos una divertida y segura salida en bicicleta ¡A pedalear!

Photo by: Ivan Samkov